Calaveritas y día de muertos

Calaveras literarias largas

Estaba la primera dama con su lista de invitados
Cuando llego la calavera y le dijo ¡Vente conmigo!
con una cara de asombro se quedo pasmada
lo único que alcanzo a decir fu:
“vas a ver con mi esposo”

La calavera se quedo con la incertidumbre
por si acaso mejor no me la llevo
porque con su esposo yo no me meto.

Autor:
Carlos Paredes MontesCalaveras literarias largas

Ya viene deambulando con sus huesos por delante
vestida de negro para pasar desapercibido
con sus huesos sonantes todos la miran
ya saben de quien se trata pero se hacen los disimulados
nadie quiere hablar de ella ni siquiera a quien anda buscando.

Martinez Sanchez Luis

La selección mexicana

Con sentidos encontrados
se encontraba la flaca
pues dice que la selección gano
pero con triunfos discutibles
que también ya corrieron al director
por andar golpeando a los comentaristas.

No sabe si aplaudir, reír, o estar de malas
Sea lo que sea todo tiene solución

Ya vayan poniéndose las pilas porque
si no me voy a llevar a todo el montón
Yo no distingo a directores, comentaristas o jugadores.

Y sin decir agua va colgó los tenis
el señor Gustavo
Sera que de tanto que bailaba
Salsa estiro la pata de un infarto
Siempre feliz andaba no faltaba a ninguna fiesta
Le decían El “Aladino” porque siempre se aparecía
Rumbear era su profesión y todo lo demás era solo distracción
Sus mejores pasos quedaron grabados en las mejores fiestas
Siempre se destacó por ser muy alegre
Ahora que ya no está
Todos sus amigos lo extrañaran
Su lapida dirá
“Aquí está el rumbero más feliz de la paz”
De maría Asunción Zavala